miércoles, 10 de junio de 2015

Carta abierta a la Junta de la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN): transparencia, participación, independencia


En estos días se celebra el Congreso Nacional de la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN), asociación de profesionales de la salud mental a la que pertenecemos desde hace años. De dicho Congreso saldrá una nueva Junta (algunos de cuyos nombres son de compañeros que apreciamos y de los que esperamos mucho en este nuevo papel que inician). Hace tiempo que nos rondan por la cabeza varias ideas sobre el funcionamiento de nuestra asociación, sobre cambios que creemos son necesarios (tal vez imprescindibles, en nuestra opinión) para adaptar la AEN a los tiempos que corren y los que están por venir. Tiempos en los que, como se oye por ahí, va a ser necesario pensar que podemos y queremos que se hagan las cosas de manera diferente a como nos han dicho hasta ahora que tienen que hacerse. Pero no sólo pensar y querer, claro, con eso no basta. También, para poder, habrá que hacer una serie de esfuerzos, decidir una serie de cambios, modificar algunas actitudes. O no, pero nosotros, como de costumbre, no dejaremos de dar nuestra opinión.

Pretendemos que esta carta, dirigida a la nueva Junta de la AEN, que cuenta con todo nuestro respaldo inicial, sea entendida como escrita desde un punto de vista totalmente constructivo. Por supuesto, representa nuestra visión de los cambios que creemos la AEN necesita para mejor cumplir su función, enfocada a las personas que sufren de trastornos mentales, a los profesionales que los atienden e, incluso, a toda la sociedad para la que se sitúa como un grupo de expertos cuya opinión - con razón o sin ella - tiene un peso.

Para nada pretendemos que, transfigurados por la luz de nuestros argumentos, la nueva Junta de la AEN se disponga a aplicarlos ipso facto, pero sí nos gustaría al menos que fueran escuchados y mucho mejor si incluso abrieran cierto debate acerca de su pertinencia para nuestra asociación.

Hemos planteado los cambios que creemos necesarios en tres apartados, con evidentes solapamientos:


  • Transparencia: En los tiempos que corren, la demanda de transparencia va camino de convertirse en universal, hacia nuestros representantes políticos, cargos públicos y entes diversos. Creemos que, aprovechando las posibilidades de internet, de manejo diario para la inmensa mayoría de los profesionales de este país, es una obligación ineludible que exista en la AEN una transparencia completa, sobre todo hacia los socios que formamos (y mantenemos, con nuestras cuotas) la asociación. Transparencia en el uso de las cuotas de los socios o subvenciones públicas o privadas recibidas, con un completo desglose de ingresos y, por supuesto, de gastos. Será imprescindible poder conocer en qué emplea el dinero, no sólo la Junta nacional, sino cada una de las Juntas de las distintas secciones autonómicas, para poder conocer y evaluar la gestión de cada una de ellas. Evidentemente, la transparencia no puede reducirse sólo al aspecto económico. Consideramos que las actas de cada reunión de las Juntas (nacionales o autonómicas) debe estar a disposición de los socios, para saber qué se decide y qué se debate en ellas, lo que será de indudable interés para todos.

  • Participación: Hemos leído en el avance de programa de la nueva Junta nacional la intención de conseguir mayor horizontalidad entre los socios. Nos suena bien la medida que, suponemos, busca una mayor participación en la vida y decisiones de la asociación. También teniendo en cuenta las inmensas posibilidades de internet, creemos que deberían habilitarse métodos para fomentar el debate virtual sobre diferentes temas, mejorando el funcionamiento de la página web. Y, sin duda, no detenerse ahí. Ya que nuestra asociación ha tenido como seña de identidad la defensa de planteamientos y métodos democráticos, deberían implementarse sistemas de votación vía electrónica, con los métodos de seguridad ya existentes para estas iniciativas, con el objetivo de que los socios podamos pronunciarnos a la hora de que la asociación tome partido en diferentes temas. El funcionamiento democrático de la AEN no puede limitarse a votar a una candidatura (normalmente sólo una, pero eso es responsabilidad de todos los socios, no de las juntas saliente o entrante) cada tres años y ya está. Sería un gran ejemplo de cara a otras asociaciones profesionales y a la misma sociedad de la que formamos parte, organizar todas las consultas que sean pertinentes entre los socios, a la hora de la toma de decisiones importantes o para conocer la posición de los socios en temas de importancia.

  • Independencia: Por supuesto, la AEN debe ser independiente de intereses políticos, económicos, etc., pero nos referimos en concreto a la, desde nuestro punto de vista, imprescindible independencia de la industria farmacéutica. No queremos convertir la carta en un enorme y tal vez cansino escrito sobre este apartado, del que tanto hemos hablado (y seguiremos hablando). Para sustentar esta petición de independencia completa de la AEN respecto de la industria farmacéutica (no aceptar su financiación para congresos, jornadas, publicaciones ni ningún otro tipo de actos llevados a cabo por la asociación), y dejando claro que nos referimos a la postura de la AEN como asociación (allá luego cada socio con lo que haga en su actividad individual), adjuntamos un enlace a nuestra entrada previa, donde desglosamos con cierto detalle los aspectos más relevantes en los que la industria nos influye, con una creemos que bastante completa bibliografía, enlazada para su más fácil consulta. 




En fin, hasta aquí nuestra carta a los Reyes Magos, por pedir que no quede. La dirigimos en primer lugar a la nueva Junta de la AEN, deseándole la mayor de las suertes en su nueva andadura, pero la hacemos extensiva, por supuesto, a todas y cada una de las Juntas de las secciones autonómicas. Insistimos en nuestra intención de que esta crítica sea constructiva y nuestro deseo de que sea entendida como tal.


Afectuosamente,


Amaia Vispe y Jose Valdecasas



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada